El País publicó noticias falsas para fabricar un "cerebro" islamista del 11-M

El Mundo. Se pasó por encima de su presunción de inocencia; se le vinculó con la cúpula de Al Qaeda; como si fuese un líder yihadista a escala mundial, se le atribuyó su participación en todo tipo de atentados en cualquier punto de la Tierra, reales o fantásticos; se le presentó como a un experto en explosivos, sugiriendo que fue él ese hombre invisible que ideó las mochilas-bomba del 11-M, y por último, se le convirtió en el estereotipo del más moderno de los males: el islamismo. La sentencia terminó de desmontar el mito con pies de barro que El País había construido al servicio de las tesis del Gobierno y de la Fiscalía, con el escaso material probatorio que incriminaba a Rabei Osman El Egipcio. [...]
A este respecto, ya entonces el vicedirector de EL MUNDO Casimiro García-Abadillo publicó un artículo en el que se expresan las dudas que albergaban Policía y CNI de que El Egipcio fuese realmente el cerebro del atentado. Tres años antes de la sentencia que absuelve a Rabei Osman de la autoría de la matanza, este periódico citaba a fuentes de los servicios secretos que consideraban que las conversaciones ambientales grabadas en Italia, en las que él mismo se autoproclamaba como jefe del grupo de Madrid, se correspondían más bien con las fantasías de un reclutador que quiere impresionar a su interlocutor. En este caso, el joven aspirante a muyahidin Yahia. De hecho, durante la vista oral se puso de manifiesto un pasaje en el que Rabei habla a su discípulo de una fantástica adquisición de nuevo armamento para Al Qaeda: un secador gigante que expele aire venenoso.
Así las cosas, se fue acercando el juicio. Hasta esa fecha, El País disfrutó de hallazgos como el de Un testigo reconoce a El Egipcio y lo sitúa en la finca de Chinchón [14 de diciembre de 2004], que se comenta por sí solo, o El Egipcio usó desde febrero un buzón electrónico cuyo dueño dio de fecha de nacimiento el 11 de marzo de 2004 [5 de agosto de 2005], que aparte de enrevesado, es falso, pues la fecha que en realidad obtuvieron las autoridades italianas era la de 11 de marzo de 1970, pero no proporcionaron ningún soporte documental, lo que ha acabado impidiendo al tribunal comprobar su veracidad. […]
El juez Juan del Olmo contribuyó a reforzar esa tesis, al iniciar el relato del auto de procesamiento con la llegada de El Egipcio a España, como si con él hubiese comenzado todo. Con el terreno bien abonado, la fiscal presentó contra él una acusación basada en ese personaje, pero con argumentos nebulosos, abstractos, pendientes de un hilo.

El estereotipo

Fue ya durante la vista cuando El País acabó por ensañarse. En un artículo del 27 de febrero de 2007, el diario gubernamental alcanzó la cumbre del prejuicio para dibujar el estereotipo que desde 2004 había preconcebido. En un artículo memorable, titulado La marca indeleble de El Egipcio, pretende hacer pasar la señal en la frente que luce Rabei (muestra evidente de sus rezos diarios) como una prueba de su «relación con el 11-M».
«La primera vez que Mohamed El Egipcio se sentó ante un juez español lo hizo con los pantalones remangados para no contaminarse con el suelo impuro», empieza, sin citar la fuente, esa información. Después, se habla de «porte innegable de ulema, de doctor de la ley mahometana» y de «su barba cuidada y el velo de sus manos». Una impresión subjetiva como condena. […] Sigue leyendo en e-pesimo

1 comentario:

Renovación Tecnológica dijo...

Buenas,
estoy tratando de informar a los emprendedores y responsables de pymes gallegas de la oportunidad que tienen de financiar la compra de equipamiento informático sin ningún interés en Renovación Tecnológica.

los responsables del portal, dependiente de Caixanova, se encargan de todo el proceso. el interesado dice lo que le hace falta: ordenadores, software, dominio de internet, cursos de nuevas tecnologías...; ellos solicitan ofertas a varios proveedores, presentan al empresario las cinco mejores y financian la operación sin intereses. lo llaman "la solución redonda").

una buena oportunidad para mejorar la capacitación tecnológica del empresariado gallego.