El PP no combate en la guerra de ideas, no defiende sus principios (GEES)

En nombre de la convivencia y la moderación, el PP nunca ha tocado temas que son fundamentales para formar a largo plazo la conciencia del votante: la ética, la cultura, la sexualidad, la religión, los "derechos". Jamás ha ofrecido alternativa a los temas fundamentales a la izquierda; no ha propuesto unos principios alternativos a los de la apología gay-lésbica, la defensa de la muerte, la descristianización, el odio a la historia de España o la manipulación de la guerra civil. Durante años ha callado, y al callar ha otorgado. Y si alguien se cree que con apelar al "sentido común" o al bolsillo de los españoles durante tres semanas se soluciona este problema, la respuesta la derrota estará justificada ...sigue

1 comentario:

Martha Colmenares dijo...

No es de extrañar, lo de la furia.
Es un interesante análisis.
Un abrazo, Martha